hacerseoir.com.ar  |  Vida y familia
Un cuarto obispo prohíbe a Nancy Pelosi recibir la comunión por promover el aborto
Lunes 30 May 2022, 11:43 am  |  Compartir en:      
Extienden a otros estados de los EE.UU la prohibición de comulgar a Nancy Pelosi frente a su posición radical y acciones pro-aborto.
(LifeNews/InfoCatólica) Un cuarto obispo católico ha prohibido a Nancy Pelosi recibir la comunión. El obispo Michael Burbidge dice que Pelosi no puede recibir la comunión en la diócesis de Arlington, Virginia, porque es radicalmente pro-aborto.

El obispo Burbidge ha ampliado la prohibición de comulgar que el obispo de origen de Pelosi, en San Francisco, puso en marcha recientemente, diciendo que ahora se aplica a ella siempre y cuando visite cualquier iglesia católica en el lado de Virginia de la capital de la nación.

Burbidge dijo que respeta la decisión que tomó el arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone, de negar la comunión a Pelosi por su defensa radical del aborto y porque ella se negó a reunirse con él para hablar de su historial proabortista y para alquilar su apoyo a la matanza de bebés no nacidos.

«Él es su obispo y, como tal, la dirección y la orientación que proporciona no se limitan sólo a un área geográfica», dijo Burbidge en el programa de su diócesis «The Walk Humbly Podcast».

Explicó que la decisión era «pastoral, no política» y dijo que la denegación de la comunión no es un castigo, sino una forma de animar a alguien a arrepentirse y a ponerse bien con Dios.

«No me canso de decirlo, (estas) decisiones se toman por el bien de las personas para proteger a los fieles del escándalo, que se produce cuando los católicos que ocupan cargos públicos adoptan posiciones contrarias a la enseñanza de la Iglesia», dijo el obispo. «Eso confunde a la gente y un obispo tiene que protegerse de eso».

Recientemente también, el obispo Joseph Strickland, de Texas, prohibió a Nancy Pelosi recibir la comunión «hasta que se arrepienta y deje de defender el asesinato de niños».

«Recen para que su corazón se vuelva a Dios y se aleje del poder de este mundo», añadió el obispo.

El obispo de Tyler, Texas, dijo que Pelosi también tiene prohibida la comunión en su diócesis.

«La preocupación por la salvación eterna de la señora Pelosi se extiende a la diócesis de Tyler. Se le prohíbe comulgar aquí hasta que se arrepienta y deje de abogar por el asesinato de niños. Rezad para que su corazón se vuelva hacia Dios y se aleje del poder de este mundo», dijo el obispo en su tuit del miércoles.

Pelosi arremetió el martes contra su arzobispo por negarle la comunión debido a sus acciones a favor del aborto, diciendo que el líder católico no debería «endilgar» sus opiniones a los demás.

Pelosi se declara una «católica devota» y con frecuencia saca a relucir su fe mientras impulsa su agenda política, pero apoya la matanza de bebés no nacidos en abortos hasta su nacimiento y pretende obligar a los contribuyentes a pagar por sus muertes.

Es por esto que Pelosi desafió la decisión del arzobispo Cordileone y comulgó en una iglesia católica de Washington. Inmediatamente, el obispo Robert Vasa, que dirige la diócesis donde Pelosi tiene su casa de vacaciones, también le negó la comunión.

«Después de numerosos intentos de hablar con ella para ayudarla a entender el grave mal que está perpetrando, el escándalo que está causando y el peligro para su propia alma que está arriesgando, he determinado que ha llegado el punto en el que debo hacer una declaración pública de que no será admitida a la Sagrada Comunión a menos que y hasta que repudie públicamente su apoyo al ''derecho'' al aborto y confiese y reciba la absolución por su cooperación en este mal en el sacramento de la Penitencia», dijo el arzobispo el viernes.

Pelosi ha discutido con Cordileone, el arzobispo de su diócesis, en numerosas ocasiones sobre el aborto. El martes, ella respondió a su decisión en una entrevista en MSNBC «Morning Joe».

«Sólo tenemos que rezar, tenemos que ser respetuosos. Vengo de una familia católica italoamericana mayoritariamente provida, así que respeto las opiniones de la gente al respecto, pero no respeto que se lo endilguemos a los demás», dijo Pelosi.

La diputada criticó al arzobispo por actuar de acuerdo con sus creencias sobre la santidad de la vida y el matrimonio, diciendo: «Nuestro arzobispo ha estado vehementemente en contra de los derechos LGBTQ. De hecho, lideró una iniciativa en la votación de California», informa AP.

También acusó a Cordileone y a otros líderes eclesiásticos de hipocresía porque no suelen pronunciarse contra los políticos que apoyan la pena de muerte.

«Me pregunto sobre la pena de muerte, a la que me opongo. La Iglesia también lo está, pero no toma medidas contra las personas que no comparten su opinión», dijo Pelosi.

Los líderes católicos sí se pronuncian contra la pena de muerte, pero el aborto es un tema predominante porque mata a muchísimas más personas. Desde 1973, más de 63 millones de bebés no nacidos han sido asesinados en abortos, y Pelosi y otros líderes demócratas están trabajando agresivamente para ampliar los abortos.

Hablando el martes, Pelosi dijo que cree que Dios dio a la gente un «libre albedrío» para «honrar» sus responsabilidades y tomar sus propias decisiones sobre «el tamaño y el momento de sus familias». También afirmó que conoce la fe católica mejor que su arzobispo, diciendo que sus acciones «no son consistentes con el Evangelio de Mateo».

Bajo el liderazgo de Pelosi, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el otoño pasado un proyecto de ley radical pro-aborto que legalizaría los abortos por básicamente cualquier razón hasta el nacimiento en todo el país, incluso si se anula el caso Roe v. Wade.

Incluso algunos políticos «pro-elección» votaron en contra del proyecto de ley, diciendo que también obligaría a los hospitales católicos y a los trabajadores médicos pro-vida a participar en el asesinato de bebés no nacidos y obligaría a los contribuyentes a pagar por los abortos electivos.

En ese momento, Cordileone dijo que la legislación equivale al «sacrificio de niños» y reprendió a los políticos católicos que la apoyan. Dijo que el proyecto de ley es lo que «uno esperaría de un satanista devoto, no de un católico devoto».

Unos días más tarde, Pelosi se rió de las declaraciones del arzobispo en una conferencia de prensa, diciendo que ella y Cordileone «tienen un desacuerdo sobre quién debe decidir esto».

Cordileone dijo que la continua negativa de Pelosi a arrepentirse, sus acciones cada vez más extremas a favor del aborto y su desprecio público incluso por las enseñanzas pro-vida del Papa Francisco le impulsaron a actuar.

Agradeció a todos los que se han unido a él en la oración por Pelosi a través de la Campaña de la Rosa y el Rosario por Nancy y pidió a la gente que siga rezando por su cambio de corazón. También animó a la gente a apoyar a los defensores provida que ayudan a las madres embarazadas en crisis a través de los programas de la archidiócesis Stand With Moms.

Muchos obispos y sacerdotes estadounidenses han expresado su preocupación por que los políticos católicos proabortistas como Pelosi y el presidente Joe Biden estén «creando un escándalo» para la Iglesia Católica al fomentar el mal. Han dicho que la Iglesia debe hacer algo para dejar claro que los católicos no pueden apoyar el asesinato de bebés no nacidos en los abortos y deben arrepentirse antes de participar en la comunión.

Entre otras cosas, Pelosi quiere obligar a los contribuyentes a pagar los abortos electivos y obligar a las monjas que atienden a los pobres y a los ancianos a cubrir los anticonceptivos que puedan provocar abortos en sus planes de salud para empleados. En una ocasión, incluso llamó a los abortos tardíos «terreno sagrado».
Adm   |   Copyright 2022   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton