¡Que nunca más se propicie la matanza de un inocente en el vientre materno!
Su nombre y apellido:
Su e-mail:
 
Complete sus datos para enviar la siguiente carta:
Miercoles 30 de Enero, 2019
Señor
GERARDO MORALES
Gobernador de la Provincia de Jujuy
Presente


De mi consideración,

Sumamente entristecido por el fallecimiento de la bebé de la niña de 12 años violada en Jujuy, nacida de un parto inducido por medio de una cesárea,
le manifiesto mi sorpresa ante la renuncia del Dr. Gustavo Briones, Jefe de Obstetricia del Hospital de Jujuy, aduciendo que el Gobierno de esa provincia desoyó la opinión profesional brindada por la totalidad de los especialistas de no practicarla a las 24 semanas de gestación, pues constituía una innecesaria colocación en riesgo.


El Servicio especializado en la materia -recordó el Dr. Briones- desaconsejó la interrupción del embarazo, por cuanto el feto -de acuerdo a su edad gestacional-
tenía altísimo riesgo de morir en caso de ser separado del seno materno. (AICA, 30-1-19)


Está claro que la violación es un delito que debe ser penalizado conforme las leyes vigentes pero, de ninguna manera, se pueden practicar como pretendieron los partidarios del aborto,
aquellas intervenciones destinadas a quitar la vida, a matar a un inocente o, como en este caso, hacerle correr el riesgo de muerte, sin culpa alguna de la bebé, nótese bien, por el modo como fue concebido.


Menos aún se pueden justificar cuando la totalidad de los especialistas había aconsejado no practicar el parto inducido por la innecesaria colocación en riesgo de vida de la bebé concebida.

¿Cómo justificar entonces la cesárea que provocó la muerte de Esperanza, lindísimo nombre que le fue dado a la pobre niña que nació con vida pero murió a causa de una cesárea criminal?

¿O es que los médicos han olvidado el juramento hipocrático por el cual se comprometieron a tener absoluto respeto por la vida humana desde el instante de la concepción y a no permitir jamás, que entre el deber y el enfermo se interpongan consideraciones de raza, religión, nacionalidad, de partido o de clase?


Sea como fuera, hago un llamado al señor Gobernador
a restablecer públicamente la verdad sobre lo ocurrido, a asumir la responsabilidad que le cabe en todo este triste proceso y a comprometerse a que de ahora en adelante se dará en la provincia de Jujuy toda la asistencia necesaria a las madres como obliga el inciso 23 del artículo 75 de la Constitución Ncaional -tanto del punto de vista médico, como psicológico y social- y se garantizará el respeto por la vida humana desde el primer momento de la concepción en toda circunstancia.


Llamado que extiendo a todas las autoridades nacionales y provinciales de nuestra Patria,
en la esperanza de que nunca más se propicie en nuestra querida Argentina la matanza de inocentes en el vientre materno ni se presione a los médicos a ejercer su profesión contrariando el juramento hipocrático, por el que se obligaron a tener absoluto respeto por la vida humana desde el primer instante de la concepción,


Sin otro particular y pidiéndole a Esperanza que desde lo alto lo ilumine, saludo a usted atentamente,


PS: Que lo ocurrido en Jujuy, señor Gobernador, sea un primer paso para que
también en Jujuy
se constituya una red de asistencia integral para las madres
y los niños por nacer que incluya facilidades para la adopción en los casos extremos en que la madre no tenga condiciones de criar a su hijo
, red que con el tiempo se extienda a todo el país.

Para que así, nunca más, pero realmente nunca más se sacrifiquen en nuestra Patria vidas humanas inocentes. y se de el primer paso en la Argentina de un nuevo camino por la Vida de la madre y del hijo por nacer que con el tiempo sea un faro para el mundo entero.
La misma se enviará a los siguientes destinatarios:
Señor Gerardo Morales Gobernador de la Provincia de Jujuy
Gracias por su apoyo en esta iniciativa.