hacerseoir.com.ar  |  Cultura
8 de diciembre: Fiesta de la Inmaculada Concepción, oración y reparación
Sabado 4 Dic 2021, 13:24 pm  |  Compartir en:      
La fiesta de la Inmaculada Concepción de María.
¿Por qué se celebra la Inmaculada Concepción de María? ¿Qué quiere decir? ¿Qué día se festeja?
Ella, desde el momento en que fue concebida por sus padres, por gracia y privilegios únicos que Dios le concedió, fue preservada de toda mancha del pecado original.

En nuestra sociedad, la pureza tiene dos valores opuestos. Mientras la droga más pura es la más cara y todos buscan el detergente que deje la ropa más blanca, muy pocos se preocupan de mantener su alma y su vida pura, de cara a la vida eterna. Incluso, quienes se confiesan seguido son a veces criticados, y se les califica despectivamente de "mochos". La Virgen María nos invita a vivir este ideal de pureza, aunque para ello tengamos que ir "contra corriente."

Historia.
El 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX, promulgó un documento llamado "Ineffabilis Deus" en el que estableció que el alma de María, en el momento en que fue creada e infundida, estaba adornada con la gracia santificante.

Desde entonces, esta es de las verdades que los católicos creemos, aunque a veces, no entendamos. Es lo que se llama Dogma o artículo de fe.

La Virgen María fue "dotada por Dios con dones a la medida de su misión tan importante" (Lumen Gentium). El ángel Gabriel pudo saludar a María como "llena de gracia" porque ella estaba totalmente llena de la Gracia de Dios.

Dios la bendijo con toda clase de bendiciones espirituales, más que a ninguna otra persona creada. Ella es "redimida de la manera más sublime en atención a los méritos de su Hijo". (LG, n. 53)

La devoción a la Inmaculada Concepción es uno de los aspectos más difundidos de la devoción mariana. Tanto en Europa como en América se adoptó a la Inmaculada Concepción como patrona de muchos lugares.

María tiene un lugar muy especial dentro de la Iglesia por ser la Madre de Jesús. Sólo a Ella Dios le concedió el privilegio de haber sido preservada del pecado original, como un regalo especial para la mujer que sería la Madre de Jesús y madre Nuestra.

Con esto, hay que entender que Dios nos regala también a cada uno de nosotros las gracias necesarias y suficientes para cumplir con la misión que nos ha encomendado y así seguir el camino al Cielo, fieles a su Iglesia Católica.

Podemos aprender que es muy importante para nosotros recibir el Bautismo, que sí nacimos con la mancha del pecado original. Al bautizarnos, recibimos la gracia santificante que borra de nuestra alma el pecado original. Además, nos hacemos hijos de Dios y miembros de la Iglesia. Al recibir este sacramento, podemos recibir los demás.

Para conservar limpia de pecado nuestra alma podemos acudir al Sacramento de la Confesión y de la Eucaristía, donde encontramos a Dios vivo.

Hay quienes dicen que María fue una mujer como cualquier otra y niegan su Inmaculada Concepción. Dicen que esto no pudo haber sido posible, que todos nacimos con pecado original. En el Catecismo de la Iglesia Católica podemos leer acerca de la Inmaculada Concepción de María en los números 490 al 493.

El alma de María fue preservada de toda mancha del pecado original, desde el momento de su concepción.

María siempre estuvo llena de Dios para poder cumplir con la misión que Dios tenía para Ella.

Con el Sacramento del Bautismo se nos borra el pecado original.

Dios regala a cada uno de nosotros las gracias necesarias y suficientes, para que podamos cumplir con la misión que nos ha encomendado. Por: Tere Fernández | Fuente: Catholic.net


ORACIÓN A LA INMACULADA CONCEPCIÓN (1)
Inmaculada Madre de Dios, Reina de los cielos, Madre de misericordia, abogada y refugio de los pecadores: he aquí que yo, iluminado y movido por las gracias que vuestra maternal benevolencia abundantemente me ha obtenido del Tesoro Divino, propongo poner mi corazón ahora y siempre en vuestras manos para que sea consagrado a Jesús.

A Vos, oh Virgen santísima, lo entrego, en presencia de los nueve coros de los ángeles y de todos los santos; Vos, en mi nombre, consagradlo a Jesús; y por la filial confianza que os tengo, estoy seguro de que haréis ahora y siempre que mi corazón sea enteramente de Jesús, imitando perfectamente a los santos, especialmente a San José, vuestro purísimo esposo. Amén.

San Vicente Pallotti [1]

ORACIÓN
¡Virgen Santísima, que agradaste al Señor y fuiste su Madre; inmaculada en el cuerpo, en el alma, en la fe y en el amor! Por piedad, vuelve benigna los ojos a los fieles que imploran tu poderoso patrocinio. La maligna serpiente, contra quien fue lanzada la primera maldición, sigue combatiendo con furor y tentando a los miserables hijos de Eva. ¡Ea, bendita Madre, nuestra Reina y Abogada, que desde el primer instante de tu concepción quebrantaste la cabeza del enemigo! Acoge las súplicas de los que, unidos a ti en un solo corazón, te pedimos las presentes ante el trono del Altísimo para que no caigamos nunca en las emboscadas que se nos preparan; para que todos lleguemos al puerto de salvación, y, entre tantos peligros, la Iglesia y la sociedad canten de nuevo el himno del rescate, de la victoria y de la paz. Amén.

EJERCICIO PIADOSO
A LA INMACULADA VIRGEN
Oh Dios, que por la Inmaculada Virgen, preparasteis digna morada a vuestro Hijo; os suplicamos que, así como a ella la preservasteis de toda mancha en previsión de la muerte del mismo Hijo, nos concedáis también que, por medio de su intercesión, lleguemos a vuestra presencia puros de todo pecado. Por el mismo Jesucristo, nuestro señor. Amén.

1. Bendita sea la santa e inmaculada Concepción de la gloriosa Virgen María, Madre de Dios. Avemaría.

2. Oh María, que entrasteis en el mundo sin mancha de culpa, obtenedme de Dios que pueda yo salir de él sin pecado. Avemaría.

3. Oh Virgen María, que nunca estuvisteis afeada con la mancha del pecado original, ni de ningún pecado actual, os encomiendo y confío la pureza de mi corazón. Avemaría.

4. Por vuestra Inmaculada Concepción, oh María, haced puro mi cuerpo y santa el alma mía. Avemaría.

5. Oh María, concebida sin pecado, rogad por nosotros, que recurrimos a Vos. Avemarí

JACULATORIA
Bendita sea la santa e Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, Madre de Dios. Avemaría.

LA HORA DE LA GRACIA UNVERSAL: Es el dia 8 de diciembre de cada año de 12:00 a 13:00.
Es cuando la Santísima Virgen María derrama la mayor cantidad de gracias sobre la faz de la tierra.

“El día 8 de Diciembre de 1947, en la Iglesia de Montichiari, ante una gran multitud, la Santísima Virgen Maria apareció sonriente y, dijo: "¡Yo soy la Inmaculada Concepción! "Yo soy María de la Gracia, esto es, la Llena de Gracia, Madre de mi Divino Hijo Jesucristo"

"Por mi venida a Montichiari deseo ser invocada y venerada como Rosa Mistica."

“Deseo que cada año, el 8 de Diciembre al medio día, se celebre la HORA DE GRACIA para todo el Mundo. Mediante esta devoción se alcanzarán numerosas Gracias para el Alma y para el Cuerpo. Nuestro Señor, mi Divino Hijo Jesús, enviará Su Desbordante Misericordia si los buenos oran por sus hermanos pecadores".

"La Hora de Gracia producirá Grandes y Numerosas Conversiones. Los corazones fríos y endurecidos, serán tocados por la Gracia Divina, y se volverán a Nuestro Señor en Amor Fiel”.

Nuestra Señora pidió penitencia. Dijo:

“Penitencia es aceptar todas nuestras cruces diarias voluntariamente.
No importa que sean pequeñas, acéptenlas con amor”.

Le dijo a Pierina (la vidente) que regresará el 8 de Diciembre al medio día.

“Esta será Mi HORA DE GRACIA”.

Pierina le preguntó cómo habría de prepararse para esta Hora de Gracia, a lo cual la Santísima Virgen le respondió:

“Con Oración y Penitencia. Reza el Salmo 51 tres veces, con los brazos extendidos. Durante la Hora de Gracia, muchas Gracias Espirituales serán concedidas. Los pecadores con los corazones más endurecidos, Serán tocados por la Gracia de Dios”.

La Santísima Virgen prometió que lo que fuera que una persona le pidiera durante la Hora de Gracia, (aún en casos imposibles) le sería concedido, si la petición estaba de acuerdo con la voluntad del Padre Eterno.
“El Santo Padre Pío XII debe ser pronto notificado que es mi deseo que la HORA DE GRACIA PARA EL MUNDO, sea conocida y extendida al Mundo entero.

Los que les sea difícil visitar una Iglesia, podrán orar en su casa al medio día, y también recibirán gracias a través de Mí.” Y si alguien viniera a orar con lágrimas de arrepentimiento sobre estas losas, encontrará una escala segura para ir al cielo, junto con la protección y los favores de mí Corazón maternal".


Entonces Nuestra Señora mostró a Pierina Su Corazón y le dijo:

“Mira este Corazón que tanto ama a la humanidad, y sin embargo no recibe más que ofensas de la mayoría de Mis hijos. Si los buenos y los malos se unen en oración, obtendrán paz y misericordia a través de este Corazón. El Señor aún protege a los buenos, y está deteniendo un Gran Castigo a causa de Mi intercesión.
Pronto será reconocida la Grandeza de esta Hora de Gracia”.


“Tengo preparada una sobreabundancia de gracias para todos aquellos hijos que escuchan mi voz y toman Mis deseos”.

LO QUE PIDE NUESTRA MADRE PARA LA HORA DE GRACIA
Día y Hora de Gracia: Diciembre 8, Fiesta de la Inmaculada Concepción.

Se empezará a las 12 del medio día, y continuará hasta la 1:00 p.m. (una hora completa de oración). Durante esta hora, bien sea en casa o en la iglesia, se evitarán toda clase de distracciones (no conteste el teléfono ni la puerta, ni haga nada, sino concéntrense totalmente en su unión con Dios, durante esta especial Hora de Gracia).

Empiece la Hora de Gracia rezando TRES VECES el Salmo 51, con los brazos extendidos. El resto de la hora puede ser empleado en comunicación silenciosa con Dios, meditando acerca de la Pasión de Jesús, rezando el Santo Rosario, Alabando a Dios a su manera, o utilizando sus oraciones favoritas, Cantando himnos de alabanza, leyendo otros Salmos y meditándolos, etc.


La Santísima Virgen María ha pedido que Su mensaje sea conocido en el Mundo entero. Ayudemos a la Sma. Virgen María a cumplir su Misión: Que todas las almas se acerquen a Dios y se salven.

* * *

Desde Para Hacerse Oír-Hablemos Claro sugerimos a nuestros lectores que promuevan un acto de reparación por la gravísima ofensa a la Virgen María de la que nos informa ACI-Prensa y que pueden conocer haciendo clic en este link:

https://www.aciprensa.com/noticias/embajador-del-parlamento-europeo-se-burla-de-la-virgen-maria-en-portada-de-revista-queer-61996?utm_campaign=ACI%20Prensa%20Daily&utm_medium=email&_hsmi=191445445&_hsenc=p2ANqtz--nie36CZO8gFNpiqNWmDv5ucehSZJewCOtyPBotpvM4-ksdDZ0mxt6p76-_74smrFxhUvqg3vnBEgNf8Kxbg-saDrcPQ&utm_content=191445445&utm_source=hs_email
Adm   |   Copyright 2022   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton