hacerseoir.com.ar  |  Vida y familia
Jujuy: se pretende olvidar que había tres vidas en juego, la de la niña-madre y la de los gemelos por nacer
Jueves 3 Dic 2020, 20:59 pm  |  Compartir en:      
Llama la atención la oleada de críticas airadas que despertó el hecho de que en Jujuy, capital, una niña de 12 que había sufrido una violación- lo que es verdaderamente lamentable- y estuviera gestando gemelos no fuera sometida a un aborto en el Hospital Materno Infantil sino que los haya dado a luz en una microcesárea, previa maduración fetal.

Gran destaque está siendo dada a la noticia, pero focalizándola en la indignación que causó en los partidarios del aborto el desenlace del caso.

En efecto, organizaciones feministas y la Red de Profesionales por el "Derecho a Decidir" de Jujuy levantaron una voz de protesta -que repercutió en los medios de comunicación de todo el país- aduciendo que se forzó a la niña a una "maduración fetal" sin darle oportunidad de acceder a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

En su comunicado la Red denuncia que se retardó deliberadamente la ILE para llegar al parto: “Prepararon a la niña a una maternidad forzada, no solo por la cesárea sino porque fue la cesárea previa a la maduración fetal”, a pesar de que había profesionales que podrían haber garantizado el acceso a la práctica.

Sin duda es más que lamentable el hecho de que una niña de 12 años sea violada, con todo lo que ello significa, debiendo soportar sufrimientos indecibles.

Ahora bien,
¿no se piensa que la práctica del aborto, además de conllevar la matanza cruel de dos inocentes (gemelos) que no tienen culpa alguna por el modo como fueron concebidos, someterá a la niña-madre a sufrimientos que causarán heridas difíciles de curar en el orden psico-físico-espiritual?
¿No se piensa que ante trágicas situaciones como la de esta niña, los médicos que han hecho el juramento hipocrático no deben pensar en otro camino sino en el que conduce a salvar las tres vidas, es decir, la de la madre y la de los inocentes gemelos por nacer?
Ya es hora de que se propicie en nuestra Patria un régimen legal para que en esos casos las madres reciban todo el apoyo -psíco-físico-económico-espiritual- a fin de dar a luz en paz y las criaturas abran sus ojos a la vida en condiciones de crecer y ser felices.
A propósito de este triste caso se ha utilizado la expresión "maternidad forzada", olvidando que en el embarazo de esta niña hay tres vidas que cuidar, la de la madre y la de los gemelos por nacer -con vida desde el primer instante de la concepción- a la que le asiste el derecho de ver la luz del sol.

Por lo demás, se olvida que más bien el clima que se pretende crear
favorece el aborto forzado que conlleva la muerte de dos inocentes -que no tienen culpa alguna por el modo como fueron concebidos- y el duelo obturado de la madre que consintió en ello, duelo que le acompañará toda la vida y que le resultará muy difícil curar.
Hacemos votos por el feliz desenlace de esta trágica situación y se fortalezca en nuestra querida Argentina nunca más se repita el "acto de mayor discriminación y de mayor violencia" que existe como lo es "decidir quien nace y quien no" sino que, por el contrario, se abran nuevos caminos para fortalecer la institución de la familia y la defensa del niño por nacer.


Martín J. Viano
Para Hacerse Oír-Hablemos Claro
Adm   |   Copyright 2021   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton