hacerseoir.com.ar  |  Internacionales
En la “oleada” demoledora de estatuas e iglesias, el incendio en la Catedral de Nantes
Martes 0 0000, 00:00 am  |  Compartir en:      
Un año después del trágico incendio en Notre Dame de París, otra catástrofe, también en Francia, se abatió sobre la Cristiandad.

En la mañana del sábado 18 de julio las llamas cubrieron la catedral gótica de San Pedro y San Pablo en Nantes. Algunas autoridades — como el Procurador de la República en Nantes— y los bomberos manifestaron su sospecha de que se trató de un atentado. Un incendio de origen criminal, pues el fuego comenzó en tres lugares diferentes del bellísimo edificio del siglo XV.

Los bomberos actuaron rápidamente y consiguieron detener inmediatamente las llamas, pero el célebre y monumental órgano ya había sido consumido por el fuego. Una pérdida inestimable. También los vitrales del siglo XVI quedaron totalmente destruidos. Asimismo hubo grandes pérdidas en el moblaje del interior de la Catedral, como así también en las sillerías de 1640.

Una magnífica Catedral que atravesó dos grandes guerras mundiales y la saña destructiva de la Revolución Francesa, fue así ahora blanco -por lo que revelan los primeros indicios- de un atentado. ¿Un acto terrorista? ¿Un acto cristianofóbico?

¿No se inscribirá esta tragedia más bien en la ola demoledora que últimamente golpea algunos países, sobretodo los Estados Unidos? Una ola de demolición de estatuas de santos y héroes y ahora el incendio en la bellísima catedral gótica de Nantes?
¡Que Dios nos ayude y que el mundo católico despierte de la inercia y pueda reaccionar, mientras aún hay tiempo para ello, contra esta oleada destructiva y diabólica!
Paulo Roberto Campos, in ipco.org.br
Adm   |   Copyright 2020   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton