hacerseoir.com.ar  |  Alentando Esperanzas
Cuarentena: ¿se reencuentra el carácter sagrado de la familia?
Martes 21 Abr 2020, 06:33 am  |  Compartir en:      
Cuarentena: ¿se reencuentra el carácter sagrado de la familia?
Nathalie Burckhardt, 4 DE ABRIL DE 2020-

Debilitada por los reformas legales contemporáneas, continuamente atacada en varios frentes, la familia ahora recupera un cierto grado de soberanía, señala un artículo publicado el 20 de marzo ppdo. en Current Values.

Para Ludovine de La Rochère, presidente de La Manif pour tous, “este movimiento para regresar a la familia no debe nada al azar. Es un lugar de solidaridad muy específico, a escala humana e insustituible. Al volverse espontáneamente hacia ella, y no hacia sus amigos, el hombre no se equivoca».

A todas luces, el hombre no está hecho para vivir solo. En esas circunstancias, la soledad es un sufrimiento, de ahí la importancia de la familia”, destaca.

La familia es la sede de los vínculos fuertes, a diferencia de las relaciones sociales y profesionales, clasificadas clásicamente en sociología como lazos débiles. Fundada en lazos de alianza y de sangre, es una célula de solidaridad natural”, afirma por su parte el Obispo Feillet, Obispo auxiliar de Reims y presidente del Consejo de Familia y Sociedad de la Conferencia de Obispos de Francia.

Uno puede preguntarse si, una vez que la crisis haya terminado, ¿este "retorno a las raíces" se mantendrá? Esperamos que sí, que la importancia de los lazos familiares conserve un lugar esencial para nuestros contemporáneos. Pero ya sea permanente o temporal, este reenfoque de la cohesión familiar suena como un retorno a lo básico y un cambio radical de los valores posmodernos.

Esta es la visión del filósofo Luc Ferry, según quien vivimos lo contrario del 68 de mayo, con respecto a la familia: "
Si bien se describió como un lugar de opresión y alienación suprema, aquí está hoy rehabilitada con motivo de los últimos acontecimientos
."

En este caso, nadie debería ser dejado de lado. La familia, como célula básica de la comunidad humana, debe articularse con todas las células sociales y extender la solidaridad más allá de su regazo. Lo que es precisamente lo contrario de la retirada
”, concluye el Arzobispo Feillet.

Una lección de sabiduría para aquellos que aún hoy rechazan los valores familiares.
Adm   |   Copyright 2020   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton