hacerseoir.com.ar  |  Internacionales
Tolkien: ¿cuanta propaganda gay introducirán en la película sobre la juventud de Tolkien?
Sabado 23 Feb 2019, 16:41 pm  |  Compartir en:      
Guionistas y director cercanos al lobby LGTB ¿deformarán la vida del escritor, católico devoto?

Tolkien y sus amigos de la TCBS - ¿podrán los guionistas gays del biopic creer que existen las amistades masculinas fraternas, no erotizadas?
Está previsto que el 10 de mayo llegue a los cines norteamericanos la película biográfica "Tolkien", que recoge la juventud del novelista que escribió "El Hobbit" y "El Señor de los Anillos". En España se estrena el 14 de junio. La historia real del escritor implica amor, dolor, fe sincera, guerra y literatura. Pero tanto el director como los guionistas, ligados al lobby LGTB y a su ideología, puede que quieran manipular la historia.
La verdadera historia de juventud de Tolkien
J.R.R.Tolkien quedó huérfano en 1904, a los 12 años. Su madre murió pobre y enferma, en parte porque, ya viuda, se había hecho católica y casi todos sus parientes protestantes le negaron cualquier trato o ayuda. El sacerdote anglo-español Francis Morgan ("el Tío Curro", le llamaba su familia andaluza, ligada a las bodegas Osborne) fue su tutor legal y quien le pagó estudios y alojamiento. El joven Tolkien era monaguillo madrugador en la primera misa del día en el Oratorio de Birmingham, fundado por el ex-anglicano John Henry Newman, que pronto será canonizado.

A los 16 años el muchacho conoció a Edith Bratt, vecina suya y también huérfana, un par de años mayor. Se enamoraron y Tolkien aplicó su imaginación romántica a su poesía. Pero el padre Morgan le exigió cortar toda relación con la joven hasta cumplir la mayoría de edad con 21 años. El sacerdote quería que el joven, al que se le daban bien los idiomas y las letras, sacase buenas notas para conseguir becas y posiciones académicas. Además, ella era anglicana y necesitaba mantener esos lazos familiares.

Tolkien y Edith intentaron encontrarse a escondidas, pero cuando el padre Morgan lo descubrió se sintió sinceramente herido, y también Tolkien se sintió avergonzado por haber faltado a su confianza. "Tuve que elegir entre desobedecer y dañar, o decepcionar, a un protector que había sido un padre para mí, más que muchos padres reales, y dejar el asunto amoroso hasta cumplir los 21 años", escribió décadas después a uno de sus hijos.

El muchacho acató la autoridad de su benefactor, se centró más en los estudios y cortó todo trato con Edith. Pero el mismo día que cumplió él 21 años, escribió a la joven. Ella le dijo que estaba comprometida, a punto de casarse con otro hombre. Pero él no desistió: tomó un tren, fue a buscarla, paseó con ella y la reconquistó.

Edith se hizo católica (cambiando su iglesia anglicana grande, culta, viva y con buena música por una comunidad católica pequeña y pobre) y se casaron en 1916, en plena Guerra Mundial.

Experiencia en la guerra, y a la vuelta
Los jóvenes se casaban y marchaban a la guerra, esperando que, en caso de morir, al menos su viuda recibiría una compensación estatal. Así lo hizo Tolkien.

De julio a noviembre el escritor sirvió en la Batalla del Somme, una pesadilla de trincheras en la que murieron 320.000 personas entre los dos bandos por avanzar unos cuantos metros. Se considera la batalla más sangrienta de la historia militar de Inglaterra. Allí Tolkien perdió a dos de sus mayores amigos de juventud, de su fraternidad que llamaban "la TCBS". También admiró el coraje y fidelidad firme de la gente sencilla, del soldado de a pie, que inspiraría personajes como Sam Gamyi en El Señor de los Anillos. Enfermó en las trincheras y lo repatriaron.

De vuelta a Inglaterra, vivió un matrimonio feliz

De vuelta a Inglaterra, vivió un matrimonio feliz con Edith hasta la muerte de ella en 1971. Tuvieron tres hijos y una hija. Él siempre fue católico convencido y devoto y uno de sus hijos fue sacerdote. Vivieron con bastantes estrecheces económicas hasta que en los años 60 "El Señor de los Anillos" se convirtió en un fenómeno de ventas en EEUU. Él murió en 1973 dejando parte de su herencia a obras caritativas para ancianos. Bastantes de sus nietos y sobrino-nietos han demostrado tener capacidades y sensibilidad artística en distintos campos.

¿Qué harán los guionistas?
La historia real, como vemos, sí tiene material suficiente para un biopic: un huérfano que ve a su madre como una mártir de la fe, un joven que ha de esforzarse en estudiar aunque su imaginación le distrae con fantasías y literatura, un enamorado pobre con un amor prohibido, una experiencia infernal en una guerra deshumanizante...

Sin embargo, Joseph Pearce, un biógrafo de Tolkien (que se convirtió, en parte, leyendo El Señor de los Anillos en la cárcel),
teme (aquí, en The Imaginative Conservative) que los guionistas puedan manipular la historia para introducir propaganda LGTB y anti-católica.
Uno de los guionistas, señala, es el londinense Stephen Beresford, que figuraba en el puesto número 17 de la lista de los 101 LGTBI más influyentes de Gran Bretaña del Independent on Sunday, en 2014. Muchos le alaban por una película que trataba de mineros galeses en huelga, que él reconvirtió en una comedia gay. Se llama "Pride" y se llevó un premio gay (la "Palma Queer") en Cannes en 2014.

Entrevistado en 2015, Beresford declaraba en Guru.Bafta.org que él siempre busca proyectos
"con un elemento de subversión" y poder introducir de contrabando en ellos "mensajes y significado".
El otro guionista es el irlandés David Gleeson, cuya primera película fue "Cowboys and angels", sobre un joven que "se muda a un piso con un estudiante de moda gay y se encuentra a sí mismo en la pasarela".

En cuanto al director, Dome Karukoski, saltó a la fama por su primera película, el biopic de un famoso autor de dibujos homoeróticos que firmaba como "Tom de Finlandia".

Lo que cabe temer
En una película clásica tiene que haber un bueno, una chica y un malo. ¿Pondrán los guionistas como malo al padre Francis Morgan, el generoso sacerdote tutor de Tolkien, quien siempre le estuvo agradecido? Pearce se teme lo peor.

"El heroísmo y martirio de la madre de Tolkien se borrará por completo de la película, como cualquier representación positiva del catolicismo. El padre Francis Morgan lo mostrarán como un homosexual reprimido con una sórdida atracción homoerótica hacia el joven Tolkien y cuya oposición a la relación de Tolkien con Edith está inflamada por los celos. En cuanto al propio Tolkien, si ha de mostrarse con una luz positiva, sin duda lo presentarán como bisexual. Esto es necesario porque la heterosexualidad es hoy vista como el último refugio del villano. Profetizo que tendrá sentimientos homoeróticos hacia sus amigos y hacia el joven soldado que inspiró el futuro personaje de Samsagaz Gamyi, haciendo gay El Señor de los Anillos al mismo tiempo que a su autor", profetiza este experto biógrafo y crítico literario.

"Podría equivocarme, por supuesto, y con alegría pediré perdón a los messieurs Gleeson y Beresford si fuera el caso. Me temo que le falta imaginación suficiente para ver la luz que está fuera del armario", lamenta el autor.

Habrá que comprobarlo en la propia película... (Artículo de Pablo J. Ginés in "Religión en Libertad", 26-2-19)

.
Lo más visto

Diputados que se definen a favor de la vida desde la concepción

Segunda vuelta electoral en Colombia: democracia o totalitarismo

Portugal rechaza la legalización de la eutanasia

Día de luto para la Argentina: la Cámara de Diputados dio media sanción a la despenalización del aborto

Aborto: desde el Hospital Materno Neonatal de Misiones adelantaron que el “100% de los médicos” apelaría a la objeción de conciencia

Al Senado Nacional: ¡no al aborto, sí a la vida!

La Venerable Camila de San José Rolón, un ejemplo para nuestros días

Adm   |   Copyright 2019   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton