hacerseoir.com.ar  |  Internacionales
Proceso de paz en Colombia: al oído del Papa Francisco
Sabado 3 Nov 2018, 13:43 pm  |  Compartir en:      
En la última semana de octubre el Papa Francisco recibió en el Vaticano al recién posesionado presidente de Colombia, Dr. Iván Duque. Las noticias del encuentro fueron muy divulgadas en el País, pero sobre todo se le dio mucho destaque al pedido del Papa para que se adelanten negociaciones de paz con la guerrilla del ELN – Ejército de Liberación Nacional.

A esto, el Presidente respondió al Santo Padre que esos diálogos por ahora están suspendidos, mientras el ELN no deje de matar, secuestrar y hacer atentados terroristas, que es a lo que ellos se dedican desde su fundación en 1964. Y más recientemente, a negociar con la producción y venta de cocaína, tal como lo hacen también las FARC, de donde obtienen ingentes recursos para financiar la guerra.

Este asunto, que fue tratado al más alto nivel entre los dos jefes de Estado, amerita una buena explicación sobre el pasado, el presente y el futuro del ELN, como quiera que esta guerrilla marxista ha sido, sin la menor duda, uno de los nefastos protagonistas del actual conflicto que vive Colombia.

Los orígenes del ELN junto a la izquierda católica
El ELN apareció en la década del 60 del siglo pasado, como una de las manifestaciones extremas a las que dio origen el post-Concilio Vaticano II. Entre sus fundadores estuvieron los curas apóstatas españoles, los padres Domingo Laín y Manuel Pérez Martínez, quienes decidieron cambiar las sotanas por los fusiles, y se trasladaron desde la lejana España a las selvas de Colombia, para buscar el “Evangelio de Cristo” en la lucha armada y en la revolución social. Al poco tiempo se les sumó en esta aventura “apostólica” el también padre apóstata Camilo Torres, quien murió en su primer enfrentamiento con el Ejército en 1966, hecho que fue aprovechado por la izquierda católica a nivel mundial para convertirlo en el primer mártir de la embrionaria Teología de la Liberación.

Desde entonces, el ELN ha sido una guerrilla marxista radical, manipulada y dirigida por la Cuba castrista, pero cercana a todas las manifestaciones de la izquierda católica a nivel mundial. La prueba de esta realidad, es que el cura guerrillero Camilo Torres se ha convertido en un símbolo del “comunismo” católico, y es una de las estrellas negras de la Teología de la Liberación, que tanto daño ha hecho a la Iglesia y a toda América Latina. Recientemente, el actual arzobispo de Cali, Mons. Darío Monsalve, en una misa celebrada para conmemorar un aniversario más de su muerte, pedía que se rehabilitara la figura del cura guerrillero, como un ejemplo a seguir para la Iglesia actual. Y ahora, el más cercano interlocutor de esta guerrilla con el gobierno y la sociedad colombiana, es el superior de la Compañía de Jesús en Colombia, el padre Francisco de Roux, quien proclama su antigua amistad y admiración por Nicolás Gabino, el actual jefe de esa banda terrorista.

¡Tenemos, pues, ante nosotros, una situación excepcional! La lógica, el sentido común, y la experiencia, nos indican inequívocamente que estas cosas no acontecen solas, como por arte de magia o por generación espontánea. Alguien las planifica, las ejecuta y las lleva a su realización, aunque en medio del camino encuentre obstáculos y dificultades sin nombre. Y el hecho de que este tema surja sorpresivamente en la visita de nuestro Presidente al Papa, indica que algo muy importante se está preparando en las más altas esferas del poder, con respecto al futuro del proceso de paz en Colombia.

Las negociaciones con las FARC fueron un gran fraude
¿Qué será? No lo sabemos. Pero lo que sí sabemos es que el proceso con las FARC es como un navío que hace agua por todas partes. Un número importante de los comandantes de las FARC renunciaron a las supuestas bondades de la pacificación y volvieron a la clandestinidad y a la guerra. Los militantes rasos de la guerrilla se fugaron de los sitios de concentración establecidos por el Gobierno y la ONU, y ahora nadie conoce su paradero. Un número incalculable de autodenominadas “disidencias” se han unido al ELN y a otros grupos terroristas y narcotraficantes, y siguen la guerra como si no hubiese pasado nada. Las FARC y el ELN siguen dedicados al narcotráfico, produciendo y exportando cocaína para todo el mundo, en medio de la más absoluta impunidad.

Sólo estos hechos bastarían para encender las alarmas de la comunidad internacional, que sigue engañada, o tal vez cínicamente ciega, creyendo en las bondades del proceso de paz del ex-presidente Santos. Pero, al parecer, nada de lo que acontece en Colombia es lo suficientemente grave para abrir los ojos del mundo.

Al menos para los colombianos se torna cada vez más evidente que las negociaciones con las FARC fueron un gran fraude, con el cual se legalizaron grandes fortunas ilegales, producto del narcotráfico. Que el Acuerdo firmado con las FARC resultó siendo un gran ejercicio de impunidad para los más atroces crímenes cometidos por esa organización terrorista. Que no entregaron todas las armas, que no liberaron a los miles de secuestrados, y que tampoco devolvieron a la sociedad a los centenares de niños reclutados para la guerra. Y además, no se arrepintieron de ninguno de sus crímenes, ni repararon a las víctimas. Pero, eso sí, una minoría de ellos se convirtió en el nuevo poder que surgió en la política colombiana, en donde los demoledores del País ahora son protegidos por el Estado, y son consultados para tomar las más importantes decisiones del gobierno, como quedó establecido al incorporar el Acuerdo de paz a la Constitución Nacional.

¡Cómo sería conveniente que estas consideraciones llegasen al oído del Papa Francisco! Y también, por qué no, también al del Presidente Duque, que fue elegido con el mandato de enderezar el camino equivocado, por el que nos condujo el gobierno anterior, y que hasta ahora no da señales claras para corregir esta trágica situación en la que se precipita Colombia.

Eugenio Trujillo Villegas
Director – Sociedad Colombiana Tradición y Acción

Cali, Colombia, Octubre 25 de 2018

.
Lo más visto

Diputados que se definen a favor de la vida desde la concepción

Segunda vuelta electoral en Colombia: democracia o totalitarismo

Portugal rechaza la legalización de la eutanasia

Día de luto para la Argentina: la Cámara de Diputados dio media sanción a la despenalización del aborto

Aborto: desde el Hospital Materno Neonatal de Misiones adelantaron que el “100% de los médicos” apelaría a la objeción de conciencia

Al Senado Nacional: ¡no al aborto, sí a la vida!

La Venerable Camila de San José Rolón, un ejemplo para nuestros días

Adm   |   Copyright 2018   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton