hacerseoir.com.ar  |  Cultura
Nicolás Jouve: “Cualquier ley que ignore la verdad científica irrebatible carecerá de legitimidad"
Lunes 10 Sep 2012, 00:49 am  |  Compartir en:      
"Si la ciencia les está diciendo que el embrión y el feto son las primeras etapas de una vida humana su obligación es legislar de acuerdo con esta verdad científica irrebatible y cualquier ley que la ignore carecerá de legitimidad”.

Nicolás Jouve es catedrático de genética de la Universidad de Alcalá de Henares, presidente de CíViCa y promotor del Manifiesto de Madrid que reunió a numerosísimos científicos en apoyo de la evidencia demostrada de que la vida humana empieza en el momento de la concepción: "Suelo decir que la ideología empieza donde termina la verdad."

Nos com place reproducir íntegramente esta entrevista –publicada en el portal de la organización española Hazte Oír- dado que siempre hemos pregonado desde Para Hacerse Oír-Hablemos Claro que, en este momento, con los avances tecnológicos alcanzados,
nadie puede cuestionar que hay vida desde el momento de la concepción y que, por lo tanto, madre e hijo son dos sujetos de derecho a los cuales hay que proteger con todos los recursos en el área de Salud, como del punto de vista social y económico, desde el momento de la gestación, de manera integral. (Cfr. “Respuesta al aborto como un derecho. El duelo obturado”, Lic. Araceli Ramilo Alvarez, in www.hacerseoir.org)
La palabra con D. Nicolás Jouve:

- D. Nicolás, la evidencia científica es clara: la vida humana y de todas las especies animales superiores con reproducción sexual, empieza en la fecundación cuando se unen las dos cargas genéticas de los gametos de los padres dando origen a un nuevo ser diferente con un ADN único y original que no podrá ser repetido nunca más. ¿Por qué la Ciencia lo tiene tan claro y no así los ideólogos que defienden el aborto humano?


Nicolás Jouve: En efecto la ciencia, a través de la Biología Celular, la Embriología y la Genética aportan las evidencias del inicio y el trascurso de las primeras etapas del desarrollo de una nueva vida, que en los organismos superiores pluricelulares tiene su primera manifestación en la célula resultante de la fusión de los gametos, el cigoto. En esta célula, tras la fusión de los núcleos gaméticos, existe la información genética sobre los caracteres y el programa del desarrollo del nuevo individuo. De este modo el cigoto es la primera realidad corporal del nuevo ser y la información genética que encierra se irá revelando a medida que trascurra el desarrollo que básicamente implica tres hechos: "crecimiento corporal", debido a la división celular conservando cada célula resultante una copia de la información genética del cigoto; "diferenciación celular", debido a la expresión genética diferencial de genes en los linajes celulares que se van produciendo a lo largo del desarrollo embrionario y fetal (histogénesis); y "organogénesis" que marca el comienzo de la etapa fetal, hacia la octava semana del desarrollo, y que determina la continuación del desarrollo y la formación de todos los órganos vitales del nuevo ser.

Es importante señalar que todo este transcurso sucede en continuidad. No hay etapas que delimiten un antes y un después respecto al ser en crecimiento y formación... y por tanto, que el inicio de la vida, con la información genética propia y determinante del desarrollo ya estaba en el cigoto.

Respecto a por qué se desoye esta realidad no hay respuesta con base científica... Es una cuestión de carácter ideológico que solo puede obedecer a un no querer saber la verdad por algún tipo de interés... Los intereses en este caso son claros. Suelo decir que la ideología empieza donde termina la verdad... y si se ignora la realidad de las cosas se puede llegar a pensar que la vida de un ser humano carece de importancia y que la podemos utilizar, manipular o eliminar...

- ¿Que son las secuencias Alu y cómo caracterizan al ser humano?

NJ: Las secuencia Alu corresponden a un tipo de fragmentos del ADN específicamente humano, que tenemos todos en nuestro genoma. De este modo permiten distinguir cuándo una muestra de ADN es de origen humano y cuando no lo es. Tienen utilidad en medicina forense. Sustancialmente son fragmentos de varios cientos de bases nucleotídicas no codificantes que se repiten de manera dispersa e invaden todo el genoma... Lo que interesa conocer es que estas secuencias están, junto con el resto de las secuencias del ADN humano (y nuestros aproximadamente 21.000 genes) en la célula inicial, el cigoto y se conservan en todas y cada una de las células de todo ser humano... Un cigoto, un embrión y un feto humano tienen secuencias Alu por lo que decimos que pertenecen a un ser humano y constituyen distintas etapas del desarrollo de un ser humano.

- Las ideas eugenésicas han sido sembradas, cosechadas y ya están dando un fruto perverso en España desde que se aprobó la primera ley del aborto. ¿Qué subyace en la eugenesia?

NJ: La eugenesia es una corriente que tiene por base la pretendida diferencia entre seres humanos por razón de sus caracteres, muchas veces equivocadamente atribuidos a los genes. Trae como consecuencia la diferente cualificación como mejores o peores, inferiores o superiores, deseables o indeseables, dignos o indignos de vivir, etc. Sus diferentes manifestaciones han dado origen a numerosas corrientes degradantes para la historia de la humanidad: esclavitud, racismo, nazismo, etc. La cuestión tuvo una etapa errática a principios del siglo XX, con la llamada "eugenesia social", cuando cualquier diferencia entre seres humanos se atribuía sin evidencia científica a los genes... Un ser humano es mucho más que sus genes. Del mismo modo en la actualidad se pretende calificar a los seres humanos de acuerdo con sus genes: "buenos" o "malos". Como consecuencia se está conduciendo a una "selección" por causas genéticas... en contradicción con los principios generales de los Derechos Humanos y de cualquier código moral que considere al hombre digno por sí mismo.

La "nueva eugenesia" o "neoeugenesia" que se trata de imponer en el comienzo del siglo XXI, tiene su manifestación actual en la "selección de embriones" procedentes de la fecundación "in vitro", para lo que se analizan muestras del ADN de los diversos embriones generados y se desestiman los que "no ofrecen garantías" de estar exentos de un determinado gen causante de una patología... Del mismo modo, se practica eugenesia en la etapa fetal tras la realización de las pruebas de ADN en células del feto o se estudia el cariotipo para detectar la presencia de cromosomopatías... con la invitación final al aborto en caso de un resultado positivo. Este mundo del "diagnóstico genético preimplantatorio o prenatal" es el que se ofrece hoy en contra de la dignidad del ser humano. Alguien lo califica acertadamente de un "diagnóstico genético premortal".

- Nunca se ha escuchado la evidencia científica en la redacción de las leyes abortistas en España. ¿Se escuchará ahora la voz clara de la Ciencia?

NJ: Si no fuese así, seguiríamos diciendo que las leyes que se promulguen serán legales, pero carecerían de legitimidad. El derecho a la vida es la primera de todas nuestras obligaciones y esto lo saben los legisladores... Si la ciencia les está diciendo que el embrión y el feto son las primeras etapas de una vida humana su obligación es legislar de acuerdo con esta verdad científica irrebatible y cualquier ley que la ignore carecerá de legitimidad. Las leyes que permiten la selección de embriones y el aborto agreden directamente al derecho a la vida, primero y fundamental de todos los derechos.

- ¿Nos podría advertir de qué otros frutos procedentes de la cultura del aborto están penetrando y afectando sobremanera a nuestra sociedad sin que nos demos cuenta?

NJ: La cultura del aborto conduce a una evidente falta de sensibilidad hacia el valor y la consideración de la dignidad de la vida humana. Por ello, tras legalizar un asesinato en fase de desarrollo, que no es otra cosa el aborto, cabe pensar que está aceptándose que no todo ser humano es digno de vivir su vida. Con ello, se justifica la eugenesia y se promueve la idea de que hay seres más o menos dignos de vivir... entre otras por la simple razón de un embarazo no previsto o no deseado... Esto a su vez conduce a la descalificación de las personas adultas por razones de salud física o mental. En su conjunto el efecto negativo para la sociedad es el endurecimiento en la forma de ver a la persona humana y no valorarla por sí misma, sino por sus circunstancias, lo cual a su vez está conduciendo a justificar la eutanasia y el suicidio asistido... Las consecuencias de todo esto constituyen una crisis del valor de la vida, de la persona y de la familia... Afortunadamente hoy apreciamos un cambio de tendencia en las altas instituciones europeas (sentencia del 18 de octubre de 2011 del Tribunal de Justicia Europeo en contra de la utilización de los embriones para patentes; decisión de Febrero de 2012 del Parlamento europeo en contra de la eutanasia, etc.) y una decidida tendencia a favor de la vida en la sociedades más desarrolladas, con claros signos de respeto a la vida en los EE.UU y en Europa.
Adm   |   Copyright 2020   ©   Para Hacerse Oir-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton